ENTREGA AL AMOR

Las luces de las lámparas se apagaron y solo la luz de la luna que daba hacia la ventana ilumino la habitación, aquella habitación que se convertiría en nuestro nido de amor, el brillo de tus ojos ilumino por un instante la habitación y tu sonrisa insinuante el momento preciso me indico en el que  dejamos caer nuestras ropas para entregarnos uno al otro lo mejor… en medio de besos y caricias nos entregamos al amor.

Guadalupe Oswaldo Vasquez Perez