Asesinan a mujer a puñaladas - Hechos

 

La mujer le confió a su comadre que tenía miedo de entrar a su casa, en la calle Cosijopí número 613, pero no le dijo claramente el motivo de su temor.
Finalmente, luego de tranquilizarla, la mujer se despidió y entró a su casa a descansar alrededor de las once de la noche.
Las primeras investigaciones realizadas por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, arrojaron que la señora Elpidia Ruiz Quevedo, realizaría esta semana algunos trámites para dejar en regla su testamento.
Uno de los primeros en ser entrevistados fue el hijo de doña Elpidia, Donato Bernardino Coaache Ruiz.
El joven, quien tiene un negocio en la arboleda, contó que en la mañana pasó a bordo de su camioneta para ir a vender una casa.
Le llamó la atención que la puerta de la casa de su mamá estuviera abierta, sin embargo, como en otras ocasiones la deja así para ir a visitar a sus amistades, prefirió seguir de largo para llegar a tiempo a la cita con su cliente.
Al rato, fue su hija, quien vive en los Estados Unidos de Norteamérica, quien le llamó para decirle que sus primos le avisaron que su abuela estaba muerta.
Donato Bernardino decidió trasladarse de inmediato a la casa de su mamá, para verificar la información recibida.
Al llegar a la propiedad de su madre vio que sus compadres estaban adentro de la casa.
Cuando lo vieron llegar, le indicaron que su madre estaba muerta adentro, pero que no tardaban en llegar los cuerpos policiacos, pues se trataba de una muerte violenta y dieron aviso a las autoridades.
Más tarde, el agente del Ministerio Público se apersonó en el lugar acompañado de peritos de la Procuraduría, quienes lo auxiliaron en la diligencia de inspección ocular.
Una vez que recabaron las evidencias, el representante social ordenó que el cuerpo sin vida fuera trasladado al panteón municipal, donde le practicarían la necropsia de ley.
Fue Donato Bernardino quien se presentó a la oficina del Ministerio Público, donde reclamó legalmente el cuerpo de su madre para poder iniciar con los trámites funerarios.
Se estableció que el hallazgo lo realizó uno de los familiares de doña Elpidia, quien se ofreció a realizarle algunos trámites legales ante el Notario Público para que quedara en regla lo de su testamento.
Al llegar, notó que la puerta principal estaba entreabierta y descubrió elcuerpo de la señora con heridas en varias partes del cuerpo.

Todo parecía indicar que fue semidegollada, pues encontraron un serrucho a un costado del cadáver.
Tan sólo el año pasado, en promedio, asesinaron a ocho mujeres cada mes, con lo que se sitúa la presente administración, con la más cruenta en este tipo de muertes, pues el sexenio pasado eran tres mensuales en promedio.
Sin embargo, los datos no coinciden, pues mientras las organizaciones de la sociedad civil tiene 88 asesinatos el año pasado, la Procuraduría General de Justicia del Estado documenta sólo 70 homicidios dolosos de mujeres.
En el sexenio pasado se cometieron 283 asesinatos contra mujeres ocurridos en todo Oaxaca; no obstante, no existe un banco de datos oficial que permita llevar un registro preciso y confiable.
El recuento precisa que el 33 por ciento fueron asesinadas con arma de fuego; 15 por ciento con armas punzocortantes: cuchillos, navajas, machetes, barretas; 13 por ciento asesinadas a golpes y 11 por ciento estranguladas.
Ahora, con el cambio de sexenio, el panorama empeoró, pues el número de homicidios dolosos de mujeres se ha incrementado drásticamente hasta en un 110 por ciento comparado con el promedio de crímenes de este tipo ocurridos en el gobierno anterior.
Sólo durante el primer año de la gubernatura pasada se registraron 42 asesinatos, mientras que en el primero de esta administración se realizaron 88.
En cuanto a la forma en que las mujeres fueron asesinadas se tiene que se conocieron siete formas distintas, sobresaliendo, el uso de arma de fuego por parte de los agresores, pues el 28 por ciento murieron de esta manera.
Un número significativo de estos asesinatos fueron cometidos con una crueldad excesiva.
En tanto, la falta personal en la Procuraduría General de Justicia aumenta el rezago con cientos de expedientes sin tocar, pues aseguran en la dependencia que no hay presupuesto suficiente para enfrentar la problemática ante el cúmulo de trabajo.
Este argumento lo utilizan para explicar por qué, la mayoría de los crímenes de mujeres no se resuelven. 
Ahora, los familiares de doña Elpidia, aparte de enfrentar su cruel asesinato, empiezan a sufrir el calvario a que los someterá la dependencia para comenzar a investigar el caso. (Con información de Taurino López)

 

FUENTE:

http://www.tiempoenlinea.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=608:asesinan-a-mujer-a-punaladas&catid=59:justicia&Itemid=112