Reitera Zaachila colaboración y trabajo por el desarrollo en municipios vecinos

El presidente municipal de la Villa de Zaachila, Adán López Santiago y su cabildo en pleno, condenan la  agresión a cualquier inmueble patrimonio cultural de la humanidad, lo anterior debido a las recientes pintas vandálicas que sufrió el ex convento de Cuilapam de Guerrero, y donde se le menciona a Zaachila de manera irresponsable sobre la autoría de las pintas.

En este sentido, el municipio de Zaachila y sus ciudadanos, respetuosos del legado histórico que rodea a los pueblos vecinos, “nos deslindamos de cualquier acto ilegal, pintas, agresiones y en consideración reiteramos la colaboración, el hermanamiento y el trabajo por el desarrollo con los municipios vecinos”.

López Santiago destacó “somos respetuosos de todas las poblaciones, más aún nuestro apoyo total a municipios vecinos y todas sus políticas de comercio que cada pueblo tienda a emprender, reiteramos el compromiso de acrecentar la importancia histórica de nuestro baratillo, el cual no ha sido en ningún caso objeto de discordia o conflicto entre Cuilapam y Zaachila”.

Asimismo, el edil expresó a los vecinos de los dos municipios que son sólo algunas personas las que han querido confrontar a los municipios vecinos, sin embargo entre las autoridades existe disponibilidad para el diálogo en cualquier momento que así lo amerite la situación.

“Dañar inmuebles no es y nunca será la vía para dirimir conflictos, al contrario entorpece no sólo a las poblaciones que se les  intenta adjudicar dicho acto vandálico, sino también va en perjuicio del patrimonio inmueble de Oaxaca”.

Por ello, el objetivo de esta autoridad es respaldar y trabajar con los pueblos vecinos de esta comunidad, en el entendido que cada municipio puede emprender una nueva forma de hacer comercio, pues el baratillo de Zaachila tiene una tradición ancestral, histórica y que hoy ve reflejado el trabajo de los comerciantes con espacios más dignos, seguros, ecológicos y ordenados.

“Sin duda entendemos que el desarrollo de los pueblos es a base de unir esfuerzos, encontrar rutas que impulsen el desarrollo de ambos, y es así que Zaachila manifiesta tener la total disposición para coadyuvar el diálogo con nuestro municipio vecino de Cuilapam de Guerrero”.

EN RESPUESTA A INFORMACION DIFUNDIDA:

Tres sujetos, al parecer provenientes de Zaachila, realizaron la noche del domingo una pinta en la barda perimetral del exconvento; edil rechaza conflicto intermunicipal

baratillo5
EUSEBIO PÉREZ 
El presidente municipal de Cuilápam de Guerrero, Andrés Díaz Sosa, denunció la pinta que el domingo realizaron tres sujetos en el muro perimetral del exconvento de la población: “LOS DE CUILAPAM SE LA PELAN A LOS DE ZAACHILA A HUEVO PUTOS”, reza la inscripción.
En entrevista, el primer concejal de la población afirmó que vecinos de la localidad se percataron cuando, alrededor de las cuatro de la mañana, tres sujetos realizaban esta pinta con pintura negra. Al momento de encararlos, mientras llegaba la Policía Municipal del lugar, las tres personas del sexo masculino abordo de una motocicleta se dieron a la fuga con rumbo a Zaachila.


El edil dijo desconocer el motivo de la ofensa hecha presuntamente por vecinos de Zaachila: “Quizá sea por lo del baratillo que se instaló en Cuilápam de Guerrero, pero la población está ajena a los conflictos que hayan tenido los ganaderos para instalarse en la población”, aseguró. Por lo pronto anticipó que enviará un oficio al presidente municipal de Zaachila, para que tenga conocimiento de los hechos.
Agregó que Cuilápam quiere seguir teniendo una buena relación con la población de Zaachila, buscar el dialogo y evitar confrontación con sus habitantes. “Si las pintas son una reacción por la instalación del Baratillo en jurisdicción de Cuilápam, esas no son las formas para enfrentar la situación”, reiteró Díaz Sosa.
Asimismo dijo que en breve hará del conocimiento del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del atentado al estandarte de su comunidad, catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés), para que determine lo conducente y se reparen los daños.

FUENTE: 

www.adiariooaxaca.com