NI EN OTROS BRAZOS

 Siento volar de nuevo, mis esperanzas, mi ilusión han renacido de las cenizas que guarde en el fondo de mi alma, el peso de la angustia hoy se ha perdido en medio de las tormentas y la lluvia que cubren mi alma, y el fuego del amor a revivido mi esperanza, y el canto de mi alma se ha escuchado en las mañanas.

 Porque con tu mirada me has devuelto el anhelo y con tu sonrisa me has demostrado que aun te quiero, que jamás te olvidare, que haga lo que haga por siempre en mi corazón te llevare, ni estando en otros brazos, ni en otro nido podre olvidarte.

Guadalupe Oswaldo Vasquez Perez